10 consejos para una buena higiene dental

Comparte esto:

Mantener una correcta higiene dental depende de muchos factores, entre los que prevalecen la manera de controlar la higiene de la boca, así como la disciplina a la hora de cepillarse y cuidarse los dientes.

Todo esto es posible si existen pautas de higiene dental que se personalicen en cada paciente, y que hagan posible que la boca permanezca limpia y sana por el máximo tiempo posible, sin que una alimentación deficiente, o un incorrecto cepillado, se consigan unos dientes deteriorados y faltos de vida.

En Dentosalud somos expertos en este tipo de cuestiones, y queremos con este artículo, hacer llegar a todos nuestros pacientes y sus allegados, unas pautas básicas de higiene bucal, que en forma de simples consejos, ayudarán a todos a sentirse sanos por dentro y por fuera.

Para que esta tarea de concienciación sobre la higiene dental sea mucho más sencilla para los pacientes, les facilitamos el siguiente enlace en el que podrán ver nuestros datos de contacto, y acceder de manera rápida y eficaz a la solución de todas las dudas que les surjan al respecto de la higiene bucal.

HABITOS RUTINARIOS EN LA HIGIENE DENTAL

Algo que suele hacerse de manera habitual al cepillarse los dientes, es mantener una rutina que termina por empeorar el proceso de limpieza de cada pieza dental, lo cual quiere decir que al principio el paciente pone empeño en hacerlo bien, en dedicar tiempo al cepillado y aseo de los dientes, pero que con el paso del tiempo, se dejan de perfilar las técnicas habituales, para limpiar con prisa y con poca calidad.

protocolo-cambra-2

Esa rutina desmotivada es a la que no se debe llegar, ya que podría ser el inicio de una salud dental deficitaria, que pudiera afectar a las encías, a las piezas dentales, e incluso al aspecto externo de la boca.

Eliminar la placa bacteriana de la manera correcta, ayudará a prevenir la aparición de caries, y a alejar cualquier indicio de enfermedad periodontal, y en definitiva de eso se trata, de modificar los hábitos de limpieza dental, para adaptarlos a las necesidades de cada dentadura, de forma que en aquellos pacientes que haya propensión a sufrir caries, se incidirá de una manera especial en los cepillados profundos, y en aquellos en los que su punto débil son las encías, también cambiarán los productos de higiene dental que tenga que utilizar y el tipo de limpieza que tenga que hacerse.

En definitiva, la higiene dental se ha forjado con el paso del tiempo, como una necesidad obligatoria en el día a día de los pacientes de odontología, no solo para prevenir problemas graves de salud dental, sino también para conservar aspectos básicos y positivos, como puede ser una sonrisa esplendorosa.

10 CONSEJOS PARA UNA CORRECTA HIGIENE DENTAL

Una vez que el objetivo de la salud dental queda aclarado de manera perfecta, solo falta ponerlo en marcha, y asumir las consecuencias de este acto, es decir, asumir que una buena higiene dental requiere de esa disciplina inicial, que se debe mantener en el tiempo y que en cualquier caso, será la propulsora de una higiene dental y una sonrisa de 10.

cepillo-manual

Proponemos 10 consejos para realizar una buena higiene dental, que son los siguientes:

  1. El número de cepillados de dientes diarios, debe ser de al menos tres veces al día, y cada una de ellas debe durar al menos dos minutos. En caso de encías con problemas, estas medidas no deben saltarse bajo ningún concepto, y por supuesto después del cepillado de la noche, no se podrá comer ni beber nada, excepto agua.
  2. El cepillo de dientes debe ser de cerdas de dureza intermedia, y con un cabezal de tamaño asequible en todos los rincones de la boca. La dureza de las cerdas es importante, ya que una dureza alta puede lesionar el esmalte de las piezas dentales, así como las encías, y una dureza baja puede ser insuficiente para arrastrar restos de placa bacteriana. Tanto el cepillo eléctrico como el manual, usados de manera correcta, alcanzarán los resultados deseados.
  3. El movimiento del cepillado de dientes debe ser desde la encía al diente, para no dañar el nacimiento de la encía, y este movimiento debe realizarse con da pieza dental.
  4. Por otro lado, además de realizar un cepillado eficaz con un cepillo de dientes adecuado, también se debe utilizar el cepillo interdental y el hilo dental, que aseguran una limpieza más profunda en aquellas zonas en las que el cepillo tradicional no llega a limpiar. También cepillarse la lengua forma parte de la higiene bucal, ya que arrastra las bacterias de la lengua que pueden provocar halitosis en los pacientes.
  5. Los irrigadores de boca se recomiendan para usar por pacientes con implantes dentales o con prótesis dentales, siempre que su uso se combine con otras técnicas de higiene dental, fundamentales para alcanzar los resultados deseados.
  6. La pasta de dientes debe contener fluoruro, y a cada edad le corresponde una cantidad, por lo que la especificidad de la pasta debe ser la indicada para cada caso concreto, ya sea en niños o en adultos.
  7. Cambiar el cepillo de dientes cada 2 ó 3 meses como mucho es lo recomendable, ya que de lo contrario los vicios que adoptan las cerdas del cepillo, pueden afectar a los dientes, y no realizar la limpieza de la manera correcta y deseada.

salud-dental-infantil8. Comer sano también propicia un cuidado de los dientes preventivo, es decir, existen ciertos alimentos que favorecen la auto-limpieza de los dientes, como las manzanas, que al morder arrastran placa bacteriana, y no se fija ésta en el esmalte. De igual forma, beber agua ayuda a diluir la saliva, para que no se quede estancada en la boca, se encuentre hidratada y fomente un aliento fresco y sano.

9. Dejar de fumar en caso de hacerlo, es una muy buena medida de prevención de enfermedades bucales y dentales, ya que la nicotina debilita el esmalte de las piezas dentales, hasta penetrar en la raíz, y puede ocasionar cierta irreversibilidad en las enfermedades periodontales, por ejemplo.

10. Sonreír mucho, este quizás sea el consejo que menos se practica, pero debe tenerse en cuenta que a la hora de sonreír, cantidad de músculos de alrededor de la boca se ponen en funcionamiento, y todo lo que sea ejercitar la salud dental y bucal, no debe pasar desapercibido para nuestros pacientes.

Sin duda, seguir al pie de la letra esta serie de consejos ayudará a nuestros pacientes a sentirse más sanos y seguros con sus dientes, así que no lo dudéis más y a ponerlos en práctica, además os dejamos este enlace con nuestros datos de contacto.

Comparte esto:

Se han cerrado los comentarios