Cómo elegir un buen enjuague bucal

Comparte esto:

Cuando hablamos de la salud bucal, lo primero en lo que se piensa es en el cepillado de los dientes. Sin embargo, para conservar una buena salud dental, también es importante el uso correcto del enjuague bucal.

En principio, es necesario cepillarse los dientes con la técnica correcta al menos dos veces al día o después de cada comida. Después de eso, es importante el uso de la seda dental para eliminar los restos de alimentos que no hayan podido ser retirados con el cepillo.

Para finalizar, se podrá terminar el proceso con el uso del enjuague bucal elegido, de acuerdo a las recomendaciones del especialista en salud dental.

En Dentosalud nos fijamos en todos los detalles, y en este caso, la elección de un buen enjuague bucal es fundamental para completar una correcta higiene dental.

¿Qué es el enjuague bucal?

Hay que saber que los enjuagues bucales no deben ser nunca un sustituto de un buen cepillado. Un enjuague bucal es una solución líquida que sirve para eliminar las bacterias que podrían producir las caries, y se suele usar después del cepillado.

Además, los enjuagues bucales pueden ayudar muchísimo a proporcionar un buen aliento y a contar con una fresca sensación en la boca. En general, la mayoría de los enjuagues bucales se componen de ingredientes frescos que refrescan el aliento.

enjuague-bucal-1

Tipos de enjuagues bucales

  • Con flúor. Aunque la mayoría de los colutorios o enjuagues bucales no contienen flúor, hay algunos que sí lo contienen. Estos suelen hacer la especificación en la etiqueta. Un colutorio con flúor es indicado para proteger a los dientes de la placa bacteriana. Este tipo de enjuagues bucales actúan integrándose en la capa del esmalte de los dientes para actuar de barrera frente a las caries.
  • Gluconato con clorhexidina. Este tipo de enjuagues bucales están especialmente indicados para usar entre las visitas al dentista, para el tratamiento de la gingivitis. La clorhexidina es un ingrediente antiséptico que tiene la función de atacar a las bacterias, que en su gran mayoría son las culpables de la placa que produce esta molesta inflamación en las encías.
  • Sin alcohol. Aún cuando la mayoría de los colutorios contiene alcohol entre sus componentes, es posible que se desee usar uno que no lo contenga, sea porque vaya a ser usado por niños o adolescentes o por cualquier otra razón. En este caso, en el mercado se ofrecen productos especialmente formulados para esta necesidad.
  • Extra sensibles. Algunos ingredientes de los enjuagues bucales pueden irritar a algunas personas que posean mayor sensibilidad bucal o quizás se están recuperando de algún tipo de procedimiento bucal, como una operación quirúrgica. Para estos casos, convendrá elegir un colutorio con ingredientes calmantes y sin alcohol.
  • Control de la placa. Hay cierto tipo de ingredientes de los que se pueden componer los enjuagues bucales que están especialmente formulados para prevenir la acumulación de placa en los dientes, y además ayudan a controlar el mal aliento.

Control del aliento con enjuague bucal

Si bien lo más importante para evitar el mal aliento o halitosis es mantener una buena salud bucal, cuidando de ella día a día, un enjuague bucal puede ayudar a controlar este problema.

enjuague-bucal-3

Un correcto cepillado, sin olvidar la lengua y haciendo énfasis en la parte inferior, que es donde más se acumulan las bacterias que causan el mal aliento, el uso de la seda dental y finalizar con el uso de un colutorio que complete la sensación de frescor puede ayudar muchísimo a evitar la halitosis.

 

Otros sencillos consejos que se pueden realizar para controlar el mal aliento serían:

  • Mantener una correcta hidratación es muy importante para controlar la halitosis. La cantidad de enjuague y de veces que haya que enjuagarse, dependerá de la cantidad de actividad que realices día a día.
  • Masticar chicle sin azúcar estimula la producción de saliva, y hace que la boca al no estar seca, se evite el mal aliento. Los caramelos de menta también pueden ayudar un poco, pero hay que restringirlos un tanto más, ya que pueden dejar trazas de azúcar en la boca.
  • Otros causantes. Algunos alimentos pueden agravar el mal aliento. También persistir en conductas como el tabaquismo y el alcoholismo pueden provocar la halitosis o empeorarla.

En cualquier caso, aunque seguir los consejos indicados puede ayudar a mejorar el mal aliento, es necesario acudir al profesional de la salud bucal para que realice un diagnóstico correcto que pueda ayudar a dar con la causa de la halitosis, que en algunos casos puede ser indicio de otro problema de salud.

enjuague-bucal-4

Enjuague bucal: conclusiones

En definitiva, de lo que se trata es de que la higiene bucal y dental sea siempre impoluta, y nada mejor que elegir el enjuague bucal que más convenga a cada tipo de boca y de dientes.

En este post hemos expuesto toda la información necesaria para saber elegir el mejor enjuague bucal, el cual debe cumplir una serie de condiciones para facilitar el efecto limpiador y aséptico, que solo el mejor enjuague bucal y oral puede proporcionar a nuestros pacientes.

Un buen enjuague bucal debe ser capaz de proporcionar un efecto refrescante y limpiador en cualquier boca, y si además es capaz de combatir de forma eficaz y efectiva las caries dentales, será el mejor enjuague que se pueda elegir.

Dentosalud propone una forma de limpiar la boca y los dientes, siempre basada en una correcta higiene dental, con el propósito de que las visitas al dentista sean más preventivas que otra cosa.

Comparte esto:

Se han cerrado los comentarios