La higiene bucodental en niños.

Comparte esto:

Depositphotos_4889589_mEs recomendable cuanto antes comenzar a instruir a los pequeños en la higiene bucodental diaria.

Cuando el niño es lactante, los padres pueden limpiar sus encías con una gasa húmeda. A medida que el niño va creciendo debemos dar a conocer el cepillo, el cual,

a la edad de un año, puede ser de goma. El niño al principio lo meterá en su boca y morderá intentando imitar a sus padres en el cepillado.

A los dos años debemos comenzar a enseñar a cepillar a nuestros hijos siempre con nuestra ayuda y bajo supervisión. Podemos hacer del cepillado algo divertido y dinámico, en el que el niño además de aprender a cepillarse, disfrute con nosotros del cepillado a través de juegos y pequeños retos.

No utilizaremos ningún dentífrico de momento y después, con el tiempo podemos comprar uno especial para niños. Debe ser un dentrífico específico, ya que tienden a tragárselo. Hasta la edad de siete años dicho dentrífico no debe de contener flúor.

Poco a poco el niño irá aprendiendo a cepillarse los dientes correctamente, aunque al principio los padres deben cepillárselos correctamente al menos por la noche

al acostarse.

El cepillado se convertirá en una rutina más de la vida diaria de nuestros hijos si así se lo hemos inculcado desde pequeños. Es importante una correcta educación bucodental desde la infancia, así

conseguiremos una mejor salud para ellos y disminuiremos enormemente el riesgo de caries.

 

 

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>