Presumir de sonrisa en verano: blanqueamiento dental

Comparte esto:

La sonrisa es un gesto que debería ser permanente durante todo el año, y no limitarse al verano, pero hay pacientes que por diferentes motivos prefieren ocultar sus dientes y por ello, no sonríen. Nosotros desde Dentosalud, queremos devolverles la sonrisa, y por ello apostamos por técnicas de blanqueamiento dental controlado, que les haga sentirse seguros y llenos de energía positiva, tanta como para estar siempre sonriendo, y más en verano.

El blanqueamiento dental que tratamos en nuestros centros dentales de Madrid, forma parte de la llamada estética dental, y es capaz de reducir varios tonos el color original de los dientes, blanqueándolos de manera llamativa y permanente para el paciente.

Somos conscientes de lo que una sonrisa permanente significa para muchos de nuestros pacientes, por lo que nos encargamos de realizar este tipo de tratamientos de las dos maneras que se suelen realizar, y que más adelante explicaremos.

Por otro lado, contar con Dentosalud para este tipo de tratamientos, es todo un acierto, ya que la disciplina, la profesionalidad y el rigor que suponen, es posible al contactar con nosotros en el siguiente enlace.

BLANQUEAMIENTO DENTAL: QUE ES

El tratamiento de blanqueamiento dental hace posible eliminar manchas que con el tiempo y el consumo de ciertos alimentos y sustancias, se van formando en los dientes, como por ejemplo, el café o el té y el tabaco.

En cualquier caso, la intención de estos blanqueamientos es eliminar cualquier mancha dental que suscite rechazo por parte del paciente, de forma que cuando este aspecto no se consigue, hay que pasar a otros métodos estéticos y dentales, como el uso de las carillas de porcelana.

La respuesta de cada paciente al blanqueamiento dental es diferente, ya que de entrada cada uno tiene un color diferente de esmalte, y no todos se podrán blanquear de la misma tonalidad, aunque se intenta que el tono final sea del agrado del paciente, y que no le afecte en lo más mínimo en su vida diaria.

blanqueamiento-dental-1

Si se tienen piezas añadidas, tales como amalgamas, incrustaciones, coronas y puentes, el efecto no actúa sobre ellos, de forma que una vez realizado el tratamiento en las piezas propias, se pueden tratar las restantes para asemejarlas en color a la mayoría.

El color tarda unos 15 días en estabilizarse en el diente, por lo que este proceso de tratar las piezas adheridas, debe hacerse pasado este tiempo, para coincidir al máximo en el tono final.

DIENTES OSCURECIDOS: RAZONES

Existen motivos intrínsecos que hacen que los dientes tengan un color más o menos amarillento, y aunque el resultado se vea cuando nace el diente, es en la etapa en la que aún no existen cuando se forja el tipo de crecimiento y coloración que tendrán las piezas dentales.

Hay antibióticos del grupo de las tetraciclinas que oscurecen los dientes al crecer, o un exceso de flúor, también llamado hipoplasia de esmalte. De igual forma, los golpes o fracturas en los dientes, la edad del paciente, o el propio envejecimiento de la pieza dental, ocasionan tonalidades más amarillas u opacas.

Por otro lado, existen causas extrínsecas propias de los alimentos que se consumen, o de ciertas sustancias, como el té, el café, el mate, el vino y bebidas de cola que se consuman en exceso, así como los enjuagues bucales, que poseen clorhexidina que pigmenta los dientes. De una manera directa, pigmentan el esmalte, haciéndolo más oscuro.

TIPOS DE BLANQUEAMIENTO DENTAL

En primer lugar, contamos con un tipo de blanqueamiento dental que suele hacerse en la propia consulta, donde con la aplicación de geles activados por luz, bajo supervisión del odontólogo, se alcanzan unos resultados excelentes.

La luz que se aplica es luz fría con arco completo y peróxido de hidrógeno al 35%, durante unos 40 minutos diarios y en total, unas dos semanas de duración total. Si a esto que se aplica en la clínica dental, se añade un tratamiento en casa con férulas a medida, y aplicación de peróxido de carbamida o de hidrogeno con concentraciones algo inferiores a las aplicadas en consulta (entre el 10 y el 30%), se completa un tratamiento que realmente será exitoso.

Para que la duración de esos resultados sea superior, una vez al mes se requiere de un tratamiento de mantenimiento durante 40 minutos con férula y peróxido de carbamida, según indique el dentista que le trate.

También existe la posibilidad de aplicar geles blanqueadores por el propio paciente en su casa, y que sean supervisados por los profesionales, en estos casos también se obtienen resultados muy satisfactorios para los pacientes, porque se llega a conseguir el tono de blanco que se quiere desde el principio.

blanqueamiento-dental-3

En este sentido, se podrían combinar ambos tratamientos, para amplificar los resultados de una manera muy notable.

POSIBLES EFECTOS ADVERSOS DEL BLANQUEAMIENTO DENTAL

El hecho de abusar de cualquier tratamiento, y en este caso hablamos de blanquear los dientes con sustancias apropiadas, puede ocasionar una serie de efectos secundarios, que conviene conocer, para paliarlos en la medida de lo posible.

Cuando el interior del diente se ve afectado por este tipo de tratamientos, pueden facilitar la aparición de dolores acusados, así como de deterioro en la raíz de manera significativa. Es por esto, que la correcta realización de estos procesos de manos de odontólogos con experiencia, es la garantía para obtener una sonrisa perfecta y blanqueada de cara al verano, como sucede en Dentosalud.

En casos muy extremos, puede aparecer lo que se llama blancorexia dental, que ocasiona que muchos pacientes nunca estén conformes con el tono de blanco que se les ha dado, queriendo tener los dientes mucho más blancos, por fijarse en estereotipos de la televisión y famosos. Esto es un problema, porque realmente el color que se obtiene después de blanquear la dentadura, depende del color inicial del esmalte, y se cuenta con que el esmalte es siempre algo amarillento.

Sin más, para más información acerca de este tratamiento solo tienen que pinchar aquí, y podrá preguntar todo aquello que le inquiete a la hora de blanquearse los dientes.

Comparte esto:

Se han cerrado los comentarios