El tabaco y la salud dental

Comparte esto:

Fumar se considera hoy en día, una práctica habitual que se ha instaurado como un habito más, muy relacionado con el ambiente social que rodea a los pacientes, y que de alguna manera, a pesar de estar penalizado, mal visto y muy estigmatizado, los fumadores suelen continuar con su rutina del tabaco, aunque sepan los perjuicios negativos que ello acarrea para la salud,general y dental.

Desde Dentosalud, queremos estar atentos a dar posibles soluciones a nuestros pacientes, cuando deciden cambiar el cigarro por un cepillo de dientes, con el fin de que mejoren su calidad de vida, y tengan una sonrisa permanente sana y radiante.

A través de este enlace, podrán estar en continuo contacto con nosotros, para cualquier duda, o necesidad que les surja sobre este aspecto de la salud dental en adultos, ya que nos comprometemos desde el primer momento con neustros pacientes, para que alcancen el sueño de tener una boca perfecta y sobretodo, perfectamente sana.

COMO INTERFIERE EL TABACO EN LA SALUD

El tabaco actúa de forma local en la boca, de forma conjunta en todos los órganos que la componen, tanto en los labios, como en los dientes, como en el paladar y las encías, y en la lengua.

La boca es el lugar por donde entran las sustancias que conforman el tabaco, y en cierta medida, actúa de filtro de gran cantidad de sustancias nocivas, de manera que produce irritación oral en las mucosas, y reacciones de la nicotina de forma directa en las encías.

salud-dental-tabaco-1

El ataque a los mecanismos de defensa es inmediato, porque el tabaco interviene en los procesos celulares, haciendo que se acorte la vida de las células, o que se transformen en nocivas para la salud, y por este motivo es por el que suceden hechos como el retraso en la cicatrización de las heridas bucales, el mal aliento producido por la flora bacteriana que se acumula en las mucosas, el cáncer oral, y cualquier enfermedad de tipo periodontal.

EL TABACO PRODUCE ENFERMEDADES PERIODONTALES

Cuando se acumula placa bacteriana en la boca, se suele ocasionar alguna enfermedad periodontal, y a esto se le añade el habito de fumar, que produce lo mismo, tanto de manera directa como indirecta, por acumulación de bacterias en todas las zonas de la boca.

Las defensas del sistema inmune disminuyen de una forma drástica, y en cualquier caso, existen menos posibilidades de recuperación funcional, por lo que el pronóstico de salud general, lejos de mejorar, tiende a empeorar, y con ello suceden todas las enfermedades de la boca que se puedan dar.

La destrucción de los patógenos de la boca, hace que los linfocitos T y B queden expuestos al tabaco de forma directa, de forma que se reduce la estimulación de la producción de inmunoglobulinas, que son los protectores naturales de esos patógenos defensores de la cavidad oral. Al mismo tiempo, se produce un aumento de los monocitos en la sangre, que altera la funcionalidad y estructura de la boca, destruyendo tejidos orales, e incluso, pérdida de piezas dentales.

También de manera generalizada, se produce una mayor incompatibilidad con los implantes dentales, en aquellos pacientes fumadores, además de la prevalencia superior que hemos comentado, de enfermedades de carácter periodontal.

TABACO Y SALUD DENTAL: DATOS

Ser conscientes por parte de los fumadores, de los daños que el tabaco les produce en su salud dental es algo importante, aunque no siempre tiene la suficiente repercusión como para que algunos de ellos se pongan manos a la obra, y combatan los problemas que les ha producido el hecho de fumar.

En cualquier caso, existen datos sobre la incidencia de ciertos problemas en la salud dental, que podrían hacer recapacitar a todos aquellos que en algún momento estén planteándose abandonar dicho hábito, para adoptar otros muchos más saludables respecto al cuidado de sus dientes.

salud-dental-tabaco-2

Por un lado, existen datos que demuestran que la posibilidad de perder los dientes cuando se fuma es el doble que cuando no se fuma, también se puede demostrar que casi un 50% de la población fumadora tiene enfermedades periodontales o de las encías de todos los tipos.

Los dolores e los fumadores en la zona de la boca se cronifican a lo largo del tiempo, así como la aparición de caries, pérdida de piezas dentales y retracción de las encías. También existe un mayor desgaste de los dientes en pacientes fumadores habituales.

Antes se ha comentado también, que se retrasa la cicatrización de los tejidos de las encías, y esto a su vez produce problemas en las ya iniciadas enfermedades periodontales, retrasando su mejora, y empeorando el estado actual.

Queremos dar un enfoque más amplio y saludable a todos aquellos pacientes que se encuentren preocupados por el estado de su boca a causa del tabaco, por eso nos encontramos a su disposición en el siguiente enlace, en el que podrá contactar con nosotros, con el objetivo de zanjar la situación nociva en la que se encuentra su boca.

Comparte esto:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>