Implantes Dentales

Los implantes dentales son pequeños dispositivos artificiales de titanio que se insertan en el hueso del maxilar. Su aspecto recuerda a un tornillo y su tamaño es muy reducido, similar al de una raíz natural.

Se unen al hueso mediante un proceso denominado osteointegración, y actúan como soporte para los dientes artificiales de reemplazo, asumiendo las funciones que antes cumplían los dientes naturales.

Los implantes dentales pueden usarse para reemplazar uno o más dientes; existiendo varias opciones para la restauración de las piezas, dependiendo de cada caso.

¿En qué casos conviene colocar implantes?implante dentosalud

  • Sustitución de un diente
  • Grandes huecos entre dientes
  • Pacientes parcialmente desdentados, con ausencia de muelas en sectores posteriores
  • Pacientes desdentados

¿Existen situaciones en las que esté contraindicada la colocación de implantes?

Sí, en los siguientes casos:

  • Pacientes con una higiene oral muy deficiente, ya que los implantes, una vez colocados requieren una higiene meticulosa para conservarlos durante muchos años en la boca.
  • Pacientes afectados por una dependencia al alcohol o las drogas.
  • Pacientes con enfermedades generales o sometidos a determinados tratamientos que puedan interferir la cicatrización normal de los tejidos tras la cirugía de implantación (ej: diabetes incontrolada, radioterapia o quimioterapia para tratamiento de cáncer, tratamiento con bifofonatos, etc.)
  • Pacientes con muy poca cantidad de hueso, o de mala calidad, que no asegure suficiente sujeción del implante.
  • Pacientes con enfermedad periodontal activa o no tratada

Se han cerrado los comentarios