Cómo se Extraían las Muelas en la Antigüedad - Clínica Dental Madrid

¿Alguna vez te has preguntado cómo hacia la gente en la antigüedad para curarse el dolor de muelas? La realidad es que los problemas en la boca siempre han existido y cada momento de la historia de la humanidad tenía una forma diferente de arreglarlo. Si tienes curiosidad por saber cómo se extraían las muelas en la antigüedad, aquí y hoy te contaremos todo sobre ello.

Cuando echamos la vista atrás, y conocemos esos casos en los que los barberos eran los que sacaban las muelas, nos solemos echar las manos a la cabeza, pero la evolución de la odontología y del cuidado de la salud dental ha ido a un ritmo lento, aunque si es cierto, que a un ritmo seguro, de hecho la experiencia a lo largo de todos estos años, así como los conocimientos que hemos acumulado han servido para crear un camino hacia la salud bucal, importante en el día a día actual.

CUAL ES EL ORIGEN DE LA ODONTOLOGIA

Cuentan los historiadores que la realeza inglesa sufría de terribles dolores de muelas debido al exceso de azúcar. En esa época, los británicos de clase alta solían tener los dientes negros y cuando los dolores se volvían inaguantables, simplemente se extraía la pieza con un médico. En el caso de las personas del pueblo, acudían a un barbero en el mejor de los casos, y al herrero si es que no tenían demasiados recursos.

Sin embargo, cuando la prosperidad económica empezó a llegar de forma “más equitativa”, no solo aumentó el consumo masivo de los alimentos con azúcar, sino que los médicos y cirujanos empezaron a estudiar las dentaduras y las formas para evitar los dolores. Sin embargo, la realidad es que pasaron muchos años antes de que se publicaran libros al respecto, por eso cada especialista en dientes y salud dental tenía sus secretos que no compartía con nadie.

Uno de los motivos que causarían el nacimiento de la odontología como la conocemos en la actualidad, es el sufrimiento que padeció Luis XIV. Los registros de la época cuentan que incluso perdió casi todas sus piezas dentales superiores y por eso, tuvo que utilizar postizos. En su corte, exigía una presencia pulcra, lo que incluía utilizar dentadura postiza para completar un aspecto atractivo.

Para cubrir la demanda de postizos, se creó una industria de profesionales para gente de clase alta, y Pierre Fauchard fue uno de ellos. Este cirujano de la Marina francesa, fue uno de los máximos críticos del trabajo de los barberos, herreros y demás charlatanes que aseguraban curar el dolor de muelas, para lo que creó la figura del cirujano dentista.

Pierre Fauchard fue el primero en escribir un libro sobre odontología. Esto ocurrió en 1728 y dejaba constancia sobre los diferentes procedimientos existentes y cómo realizarlos. Este francés es llamado el padre de la odontología moderna y es el responsable también de muchas de las costumbres actuales como la de sentarse en un sillón, pero también es el creador de las herramientas de extracción que son base de las actuales.

Fauchard también inventó algunos procedimientos para evitar las extracciones de muelas, como el relleno de cavidades, supo crear el torno, así como también la obturación de los conductos de la raíz y la colocación de implantes. Para estos últimos, y para las dentaduras postizas es que utilizaba marfil tallado y resortes que permitían que todo quede en su lugar.

Es así como la odontología llegó a conseguir el reconocimiento que necesitaba para mostrarse como una disciplina imprescindible en la vida y la salud de cualquier persona, e incluso los descubrimientos de Pierre Fauchard llegaron a cruzar el charco, instaurándose en muchos lugares del mundo como acciones necesarias y eficientes a la hora de cuidar de la salud dental.

EVOLUCION DE LA ODONTOLOGIA EN EL TIEMPO

Así como Luis XIV sufrió de fuertes dolores en los dientes y las mandíbulas ocasionados por las caries, el presidente estadounidense George Washington también los padeció y, de hecho, ya casi no tenía dientes para cuando asumió el cargo máximo de su país.

Este presidente estadounidense no solo sufría por lo doloroso de la mala calidad de vida y las extracciones, sino por no sentirse seguro de la imagen pública que tenía que emitir. Las prótesis creadas por Pierre Fauchard aún estaban en auge y no se había mejorado la fijación de las mismas. Por ello, muchos dicen que contrataba a expertos que le pudiesen solucionar el problema y que terminó utilizando dientes de madera, de plomo e incluso que le conseguían dientes humanos robados por los profanadores de tumbas.

Ya para mediados del siglo XVIII, descubrimientos como el caucho vulcanizado, generó que las prótesis mejoraran y llegaran a muchas más personas. Sin embargo, ni los dentistas que contrataba Washington podían descubrir aún, qué motivos eran los que causaban tan intensos dolores.

Para finales de ese siglo, sin embargo, se descubrió que la caries eran las causantes del dolor de muelas (antes se creía que era un gusano). El descubridor fue un dentista estadounidense llamado Willoughby Miller, quien observó cómo la bacteria que propicia las caries se reproducía y producía un ácido que atacaba el esmalte de los dientes y provocaba dolor a largo plazo. En su búsqueda de la prevención de las caries, descubrió que la utilización de flúor combatía la caries y, de esta forma, se podía mejorar la salud dental.

En definitiva, conocer la historia de cómo se iniciaron los cuidados al detalle de la salud dental, siempre servirán para optimizar el bienestar de la boca y los dientes de todos nuestros pacientes, y así es como trabajamos en Dentosalud, con conocimiento de causa, mejorando formas de actuar y aceptando la historia como una parte más de los resultados que se obtienen en cuanto a salud dental.

CLINICA DENTAL EN CIUDAD LINEAL (MADRID: Metro Ventas y El Carmen)

Share This