¿Cuándo cepillarse los dientes por la noche?

Por la noche, después de cenar y antes de acostarse, es fundamental realizar un cepillado de dientes al que se dedique tiempo y paciencia, ya que la noche es un momento muy crítico desde el punto de vista dental, la flora bacteriana ejerce todo su potencial ya que no dispone de ningún elemento que se lo impida, es decir, la saliva es la defensa del esmalte dental, y por la noche la secreción es mucho menor.

En Dentosalud estamos concienciados con este tipo de situaciones, y apostamos en todo momento por la salud dental de nuestros pacientes, porque se la merecen y porque una boca sana es el inicio de una vida feliz.

Un sinfín de consecuencias negativas pueden sobrevenir si el cepillado de dientes no se realiza de la forma adecuada y en el momento más oportuno, por eso es interesante leer este artículo, en el que además ofrecemos nuestros datos de contacto a través de este enlace, donde se podrán resolver todo tipo de dudas, y por supuesto, solicitar una cita de forma casi inmediata para vigilar y favorecer la salud de sus dientes.

RESIDENTES EN LA BOCA: BACTERIAS QUE PERJUDICAN LA SALUD DENTAL

La vulnerabilidad de la boca por la noche aumenta hasta límites insospechados, de forma que un mal cepillado o la ausencia del mismo, puede producir efectos muy perjudiciales para la salud de los dientes de nuestros pacientes.

El número de bacterias que residen en la boca de cualquier persona es asombroso, más de 500 bacterias son las que viven en condiciones óptimas para ellas en cuanto a reproducción, de forma que si no existen los cuidados adecuados, la dentadura puede sufrir consecuencias en muchos casos irreversibles.

La saliva de manera habitual suele actuar como agente anti-bacteriano en la boca, de forma que su escasez durante la noche, hace de la boca un campo de cultivo inmenso para las bacterias, si antes no han sido eliminadas en la medida de lo posible, o controladas con el adecuado cepillado de dientes nocturno.

Es por esto, que el cepillado nocturno debe ser obligatorio para minimizar el riesgo de poseer bacterias activas durante la noche, porque proliferarían en la sequedad de la boca, ya que disminuye la actividad reguladora del pH de la saliva, y la acción directa del ácido de las bacterias en el esmalte, no se podría evitar de ninguna de las maneras.

Otro asunto importante es el equilibrio que debe existir entre las bacterias bucales, es decir, existen bacterias que proliferan con la ingesta de determinados alimentos, y otras con otro tipo de alimentos, por lo que tomar determinadas comidas según a qué horas del día, podría ser negativo para los dientes. El objetivo estará en prevenir en la medida de lo posible, la aparición de caries, halitosis, gingivitis o enfermedades periodontales.

A modo de conclusión, el cepillado de la noche es totalmente obligatorio, y lo único que se podrá variar un poco o que vaya en función del tipo de cena que se haya ingerido, es el momento de cepillarlos, bien nada más cenar, o bien justo antes de acostarse.

CENAR Y CEPILLARSE, O CEPILLARSE Y ACOSTARSE, ESA ES LA CUESTION

La recomendación general en este sentido, suele ser que el cepillado se efectúe justo después de terminar de cenar, de forma que el fluoruro natural de la pasta de dientes permanezca durante más tiempo en los dientes, alargando el efecto y protegiendo durante toda la noche los dientes, de forma que coopera con un fortalecimiento más eficaz de la dentadura.

Por otro lado, los hay que opinan que demorar ese cepillado entre 20 y 30 minutos tras la cena también es válido, aunque en estos casos, habrá que valorar el tipo de cena que se haya ingerido, de forma que si han sido hidratos de carbono y azúcares será más recomendable un cepillado inmediato y por el contrario, con alimentos ricos en ácidos, como los cítricos en general, se puede realizar un cepillado posterior, incluso hasta una hora después de haber cenado.

Es preciso valorar el momento en el que la placa bacteriana comienza a trabajar, de forma que se pueda calcular el momento ideal del cepillado, teniendo en cuenta factores que influyen en ello, como el tipo de esmalte que tenga el paciente, o los alimentos que hayan formado parte de la cena de ese día.

En Dentosalud sabemos que la salud de los dientes es lo que más preocupa a los pacientes que han acudido en algún momento a nuestra consulta, y por ello apelamos al sentido de la responsabilidad, y apostamos por un protocolo de higiene dental propio de los mejores dentistas de prestigio en Madrid, donde el olvido esporádico del cepillado nocturno no supondrá ningún problema, pero si eso se prolonga en el tiempo y se convierte en frecuente, y por tanto en una costumbre, habrá que plantearse un cambio de hábitos antes de que la placa bacteriana deje sin capacidad de reacción a los dientes afectados.

La apuesta que hacemos en nuestra clínica de Ciudad Lineal acerca del poder que llegarán a tener unos buenos hábitos de higiene, hacen posible que el proceso de higienización natural de los pacientes, en cuanto a la manera de inculcar los hábitos necesarios, se convierta en un reto para todos los profesionales del sector dental sanitario.

En este sentido, desde Dentosalud trabajamos cada día por conseguir una atmósfera sana y saludable en la que se prime el aprecio por al salud dental, y por supuesto, el valor del sentido estético de a sonrisa que desde nuestra clínica en Madrid, somos capaces de inculcar en todos nuestros pacientes presentes y futuros.

Share This