Diferencias Entre el Sarro y la Placa Bacteriana en los Dientes

Tanto el sarro como la placa bacteriana afectan la salud bucal y si no se frenan a tiempo pueden causar grandes problemas en los dientes, razón por la cual es indispensable mantener una buena higiene bucal, y acudir con frecuencia al odontólogo para detectar cualquier indicio de sarro o placa a tiempo y conseguir que los dientes queden completamente sanos.

Por otra parte, aunque el sarro y la placa se parecen, la realidad es que no son lo mismo, el sarro es la continuación de la placa y por lo tanto, es una afección más grave. Así que es muy importante conocer muy bien las diferencias entre estas dos afecciones para identificar sus signos más relevantes y evitar cualquier dificultad.

En este sentido, a continuación queremos darte a conocer algunas de las diferencias más importantes entre el sarro y la placa bacteriana, y algunas recomendaciones para que tus dientes permanezcan en perfecto estado.

En nuestra clínica dental madrileña Dentosalud, estamos convencidos de que conocer este tipo de diferencias será positivo para disponer de una salud dental inmejorable, y qué mejor forma que atendiendo vuestras peticiones en nuestra consulta de Madrid.

DIFERENCIAS ENTRE LA PLACA BACTERIANA Y EL SARRO

La placa bacteriana es más fácil de remover que el sarro.

La placa bacteriana es una afección de menor gravedad y se puede movilizar con un cepillado adecuado y utilizando de forma correcta la seda dental. Para eliminar la placa también es fundamental utilizar un buen enjuague bucal para eliminar todo tipo de bacterias y mantener los dientes limpios al cien por cien.

Ahora, para eliminar el sarro no basta con tener una buena higiene bucal, es muy importante acudir al odontólogo lo antes posible para solicitarle que lo despegue del diente con técnicas apropiadas que no dañen las piezas dentales, y que sean igual de eficaces para lograr los mejores resultados de limpieza.

diferencias-sarro-placa-1

Recuerda que solo el odontólogo tiene el equipo especializado para hacer este trabajo de forma correcta y dejar el diente libre de infecciones. Así que en ningún caso, hagas caso a los remedios caseros que se promocionan en redes sociales para remover el sarro, pues éstos no solo pueden afectar la salud de tus dientes, sino que no te ayudarán en absoluto, porque se limitan a explicar formas de eliminar el sarro que puede funcionar en unos pacientes y en otros no, no te arriesgues.

El sarro es mucho más duro y se fija muy bien al diente, mientras que la placa es más blanda y suave.

Del mismo modo, es importante señalar que la placa además de tener una textura blanda es un poco más pegajosa, es más parecida a una masa. En cambio, el sarro si es completamente firme y rígido, lo que hace que la salud del diente se vea mucho más comprometida. Sabiendo esto te será mucho más fácil distinguir estas dos afecciones y tendrás la oportunidad de detectarlas en tus dientes antes de que tomen ventaja.

Ten presente que la placa puede aparecer de manera tan sencilla como si tan solo te dejas de cepillar después de una comida y permitiendo que la comida se vaya acumulando en tus dientes.

Entonces si después de comer no tienes tu cepillo a la mano intenta enjuagarte la boca con agua, o pásate con mucho cuidado hilo dental, y saca la mayor cantidad de comida de tus dientes, y en cuanto tengas tengas tu cepillo limpia tus dientes.

Por otro lado, ten en cuenta que el hecho de dejar mucho tiempo sin cepillarte no solo hace que se cree sarro y placa, sino que también puede hacer que tus dientes se manchen, por lo que te recomendamos tener mucho cuidado con este aspecto de la salud bucal.

diferencias-sarro-placa-3

La placa suele tener un color blanco o amarillo y el sarro puede ser blanco o marrón.

Puede que el hecho de que estas dos afecciones tengan colores parecidos sea lo haga que la gente se confunda pensando que son lo mismo. No obstante, ahora que sabes la textura que tiene el sarro y la placa, este ya no será un problema para ti.

Igualmente, mantente siempre siempre muy atento a cualquier mancha o masa que aparezca a tus dientes, ya que debes retirarla a tiempo, y si es necesario debes acudir a tu odontólogo de confianza para informarle sobre esta anomalía.

Puede que esto te suene un poco exagerado, pero es mejor prevenir que lamentar, pues así como la placa se puede convertir en sarro, el sarro se puede convertir en caries, causar gingivitis y otras molestias. Si eres prevenido puedes evitarte muchos dolores y afecciones que afecten de manera significativa tu salud dental.

Para terminar, los expertos recomiendan ir cada 6 meses al dentista o por lo menos cada año para poder tener una mayor control de la higiene de los dientes y anticipar cualquier problema bucal. Muchas personas creen que con tener una buena higiene bucal es suficiente, pero la realidad es que nunca está de más visitar el odontólogo, pues en ocasiones la afecciones en los dientes no se notan a simple vista.

Por esto, nuestro consejo como expertos en la salud dental es que todos los pacientes cuenten con un dentista de confianza como sucede en nuestra clínica dental Dentosalud de Ventas en Madrid, para poder afianzar al máximo la salud dental de su boca, y así poder disfrutar de las ventajas que supone disfrutar de una salud bucal favorable.

Share This