Mitos y leyendas falsas sobre los dientes

Probablemente, en alguna ocasión hayas escuchado algún mito entorno a los dientes y su cuidado, y que esto haya generado en ti ciertas dudas o que haya cambiado de manera radical tus hábitos de higiene bucal.

Por esta razón, en este artículo queremos darte a conocer varios mitos sobre los dientes, que de una u otra forma han influido de forma equivocada en el comportamiento de muchas personas a la hora de lavarse los dientes, tratar su higiene dental o prepararse de manera insuficiente para un tratamiento dental.

En Dentosalud, contamos con una serie de profesionales dedicados a la salud dental, que sabrán aconsejar de la mejor manera a todos aquellos pacientes que lleguen con dudas sobre este tipo de mitos y leyendas, porque la salud que nos gusta promocionar es la que más sonrisas nos hace regalar.

MITOS Y LEYENDAS SOBRE LOS DIENTES Y SUS CUIDADOS

1. Cepillarse con fuerza los dientes ayuda a limpiarlos mejor

Falso, ya que la fuerza no influye para nada en la calidad del cepillado, incluso, cepillarse con mucha fuerza puede llegar a desgastar el esmalte de los dientes, y generar complicaciones en la encía.

  • Qué se debería hacer: lo que es realmente importante es cepillarse con mucha suavidad, y hacer un buen circuito de limpieza dental, asegurándose de que los dientes queden totalmente limpios.

2. Las personas mayores tienen menos probabilidades de padecer caries

Falso. La verdad es que la caries puede aparecer a cualquier edad y causar daños significativos en los dientes. Ya que la caries se genera sobretodo por factores como la alimentación, la saliva, y la limpieza.

  • Qué se debería hacer: así que, sin importar la edad, siempre es muy importante cepillarse de forma correcta los dientes después de comer, y así evitar que la comida se acumule en la boca y produzca caries.

3. Las embarazadas tienden a tener más problemas dentales

Muchas personas piensan que el bebé le quita el calcio a la madre y que esto hace que sus dientes se debiliten, que se generen caries e incluso que se caigan.

  • Qué se debería hacer: no obstante, si una mujer embarazada tiene una buena higiene oral, es decir, si va con frecuencia al odontólogo y si además sigue una buena dieta alimenticia, no va a tener ningún inconveniente con su dentadura y sus dientes se mantendrán sanos y fuertes.

4. Comer chicle después de comer sustituye el cepillado

Si bien es cierto que el hecho de masticar chicle puede ayudarte a retirar la comida de los dientes, esto no es suficiente para dejarlos completamente limpios.

  • Qué se debería hacer: si quieres mantener tus dientes en buen estado, lo mejor es que siempre tengas cepillo, hilo y pasta dental a mano, de lo contrario la higiene dental se puede ver perjudicada y empezar a dar problemas de salud más graves, tipo caries, o enfermedades periodontales.

5. La sensibilidad es uno de los principales signos de la caries

Lo cierto es que la sensibilidad dental no está ligada de forma directa a la caries, hay muchos factores que pueden causar sensibilidad.

Por ejemplo, cepillarse con mucha fuerza los dientes, utilizar un cepillo con cerdas muy duras, o realizarse tratamientos como blanqueamiento dental u ortodoncia, entre otros, son circunstancias que podrían provocar ese problema de sensibilidad extrema en los dientes.

  • Qué se debería hacer: es decir, si notas que tus dientes están demasiado sensibles, lo más recomendable es que acudas al odontólogo para que te revise y determine cuál es la causa de esta dificultad.

6. Los implantes dentales pueden irritar la encía y producir alergias

Falso, ya que los materiales que se utilizan para elaborar los implantes dentales son bio-compatibles y se adaptan de forma rápida a la boca.

  • Qué se debería hacer: sin embargo, es de vital importancia realizar varias impresiones y pruebas para cerciorarse de que el implante va a quedar bien instalado, y de que la persona lo podrá usar sin problema de rechazo para que dure por mucho más tiempo.

7. Si las encías sangran, lo mejor es dejar de cepillarse

Falso. Esto es un grave error que muchas personas suelen cometer, pues consideran que si se cepillan, pueden lastimar mucho más su encía. Sin embargo, el hecho de dejar de cepillarse lo único que provoca es que la infección y la irritación aumenten y por lo tanto, seguirás sangrando de manera significativa.

  • Qué se debería hacer: Por lo que es muy importante que se mantenga una buena higiene oral, que te cepilles los dientes con frecuencia, y que visites a tu odontólogo para encontrar una solución rápida y efectiva al problema que pudieras tener en la boca.

8. La halitosis es provocada por problemas estomacales

La verdad es que la halitosis, también conocida como el mal aliento crónico, se produce por tener una mala higiene bucal, por producir poca saliva, por llevar una dieta baja en nutrientes saludables, por fumar cigarrillo en exceso, por tener largos periodos de ayuno, y por consumir fármacos que producen xerostomía, entre otros.

  • Qué se debería hacer: así que, el hecho de tener halitosis no necesariamente significa que tengas un problema en el estómago, lo mejor en estos casos es consultar con un doctor que te pueda hacer un análisis completo y determinar la causa de esta enfermedad.

En resumidas cuentas, toda una serie de leyendas y mitos circulan por todos los sitios, haciendo creer a los pacientes que no lavarse los dientes es una solución para que las encías dejen de sangrar, o que el mal aliento se produce solo por problemas en las digestiones, y nada más lejos de la realidad.

En Dentosalud estamos concienciados con este tipo de afirmaciones, porque sabemos que son más frecuentes de lo que nos gustaría, e intentamos desmontar esos argumentos con hechos, datos y experiencias propias. así que sin dudarlo más, aquí te dejamos nuestros datos de contacto, para que nos visites cuanto antes, y pongas a punto tu boca, para seguir sonriendo con una boca sana y bonita.

Share This