Para corregir la mala posición de los dientes dentro de la odontología, debemos acudir a la especialidad de la ortodoncia, que también corrige las posibles alteraciones que existan en la mandíbula y el hueso maxilar.  Dicha corrección se realiza con aparatos fijos o removibles, que permiten avances reales en el tratamiento, y que el aparato en sí no se perciba desde fuera, lo cual también genera ventajas estéticas para los pacientes.

La posición de los dientes se puede tratar a cualquier edad, para lo cual existen diferentes tipos de brackets que aportan los requerimientos que cada paciente necesita en su tratamiento particular. Por un lado, existen los brackets cerámicos con el mismo color que el diente, que permiten ventajas estéticas para todos los pacientes que los tengan que utilizar. También los brackets metálicos ejercen el mismo resultado, aunque si se ven a simple vista. En ciertos casos, es posible tratar problemas de mala oclusión con férulas invisibles.

La edad a la que se aconseja comprobar problemas de ortodoncia en niños, es antes de los 6 años, de forma que se puedan detectar de manera precoz, posibles anomalías en el crecimiento de las piezas dentales, y así se puede corregir de forma eficaz.

Es de suponer que dientes rectos y alineados serán síntoma de una mordida correcta, así como de un proceso de masticación y de habla correctos para cada paciente, aparte de que existirá menos propensión a las caries y a las enfermedades periodontales, y además se podrán cepillar mejor en pos de la salud dental.

Colocar los dientes de la manera correcta, hace posible que la sonrisa no se pierda y que la autoestima personal se encuentre siempre elevada, de forma que aspectos tan básicos como sonreír se pueden convertir en elementos imprescindibles para un beneficioso desarrollo personal, social y profesional.

Tratar a tiempo un problema de ortodoncia hará posible que no empeore su estado actual con el tiempo, que los dientes no sufran ningún tipo de enfermedad, y que al estar los dientes posicionados de la manera adecuada, no se sobrecarguen otras piezas dentales, o incluso se padezca de dolores articulares, de cuello y de cabeza. Además como ventaja a largo plazo, un tratamiento corrector a tiempo, será menos costoso que cualquier tratamiento restaurador dental que haya que realizarse cuando los resultados sean irreversibles.

En Dentosalud generalmente utilizamos estos tipos de ortodoncia

Brackets metálicos

Brackets estéticos

Ortodoncia invisible

Share This