Pérdida de Piezas Dentales: Consecuencias - Clínica Dental Madrid

¿Quién puede perder piezas dentales? ¿Hay algún factor que predisponga a que suceda?

Mantener una correcta salud bucal no siempre resulta una tarea fácil. Sin embargo, el mantenimiento de hábitos regulares como el correcto cepillado, el uso de la seda o hilo dental y las visitas periódicas al profesional de la salud bucal, además de una correcta alimentación, suelen ser suficiente para mantener una buena higiene dental.

Pero a veces ocurren problemas de salud bucal que llevan a la pérdida de piezas dentales. Los problemas que pueden llevar a la pérdida de piezas dentales siguen sucediendo, aunque, según el Libro Blanco de la salud bucodental de España de 2015, los españoles están cada vez más involucrados y conscientes de los temas que se refieren a la salud bucal.

Según esta publicación, seis de cada diez españoles estaban muy preocupados por su salud bucal. Este mismo informe señaló que al menos cuatro de cada diez españoles presentaron dolor bucal en el último año y uno de cada tres reveló que tuvo problemas para comer o masticar.

QUE SUPONE LA PERDIDA DE PIEZAS DENTALES

Las causas más frecuentes de la pérdida de piezas dentales son tres:

  • Problemas congénitos. Un gran porcentaje de la población mundial no llega a tener todas las piezas dentales por alguna causa genética. Esto ocurre con más frecuencia de lo que se pudiera creer.
  • Enfermedades bucodentales. Las piezas dentales pueden perderse por una caries que no se ha atendido a tiempo. También existen otras enfermedades que afectan a las encías, incluso llegando a poner en peligro la permanencia de los dientes en ellas.
  • Los huesos de la mandíbula pueden romperse tras sufrir accidentes, causando la pérdida de las piezas dentales.

En todos estos casos, todo el conjunto de la boca, los dientes y las mandíbulas están sometidos a una presión muy alta de manera rutinaria, y también este factor puede influir en que la rotura o la pérdida de piezas dentales sea algo que suceda de forma más común de lo que se desearía.

¿Que ocurre cuando no se reponen las piezas dentales?

En general, cuando ocurre una pérdida de una pieza dental, los dientes que están alrededor suelen “migrar” hacia el espacio que ha quedado libre gracias a la pérdida, para cubrir esos espacios que quedarían en la dentadura.

Además de eso, también suele ocurrir un crecimiento o extrusión de los dientes antagonistas al que se perdió. Es decir, que los dientes que mordían en conjunto con el diente o los dientes que se perdieron suelen presentar un crecimiento.

Las migraciones de los dientes pueden traer problemas. No consisten simplemente en una traslación, sino que su movimiento tiende a inclinarlos. Por esta razón, la forma de las arcadas se verá modificada, trayendo como consecuencia una modificación en la eficacia masticatoria, según alerta el Consejo de Dentistas de España en una publicación.

También esta misma publicación indica que las migraciones dentales pueden traer con el tiempo, defectos con el “engranaje” de los dientes que tienden a limitar la masticación, así como a provocar patologías en las articulaciones de la mandíbula y el cuello.

En algunos casos, estas migraciones pueden llegar a causar el llamado síndrome disfuncional cráneo mandibular, que suele estar acompañado de mareos.

Otros riesgos en la pérdida de piezas dentales

  • Un problema que también puede ser recurrente cuando hay pérdida de piezas dentales es que si el espacio se estrecha demasiado, resultará muy difícil, incluso imposible, hacer una reposición de la pieza a través de una prótesis. El mismo caso puede pasar si el diente antagonista ocupa una buena parte del espacio que correspondería al diente perdido.
  • El otro asunto que hay que atender ante la pérdida de piezas dentales es que el riesgo de caries en los dientes adyacentes se eleva, ya que al aflojarse los puntos de contacto, hay mayor tendencia a que se retengan los restos de alimentos entre los dientes, que es justo lo que más propicia la aparición de caries.

QUE ES UNA EXODONCIA Y QUE SOLUCIONA

Cuando se vuelve necesaria la extracción de la pieza dental, se habla entonces de realizar un tratamiento de exodoncia. Esto consiste en la extracción dentaria de una o más piezas dentales, según refiere el Consejo de Dentistas de España, y donde todos los dentistas consultan los casos más complejos.

Este tipo de procedimientos se suelen aplicar cuando la pieza dental es irrecuperable, a juicio del profesional de la salud dental. También se puede tomar esta decisión cuando la pieza es perjudicial para la salud bucal por diferentes razones.

Otro caso en el que se justifica este tratamiento es para piezas que no han erupcionado, como las muelas del juicio o cordales, por apiñamiento de dientes u otras causas, que será el profesional de la salud el indicado para recomendar la extracción, como es el caso de nuestro equipo de odontólogos de nuestra clínica.

Hay que saber que este tratamiento causará la pérdida definitiva del diente extraído. Además, el hueso sobre el cual se ancla el diente que se extraerá irá perdiendo tanto altura como anchura. Esta pérdida suele ser más veloz durante los primeros tres meses después de la extracción, pero proseguirá durante toda la vida, así que si pasa demasiado tiempo, podrá haber problemas para hacer un reemplazo de la pieza con prótesis dentales.

En definitiva, contamos con expertos en todo tipo de problemas de los dientes, y focalizamos los casos particulares de cada cliente, para que sean atendidos por quien tuviera más experiencia en ellos, así somos en Dentosalud, y puedes contactar con nosotros aquí.

Share This