Síntomas para Hacer una Endodoncia - Clínica Dental Madrid

Según informa el Consejo de Dentistas de España, una endodoncia es un tratamiento mediante el cual un diente es mutilado de forma parcial. Esto significa que aún cuando a través de la endodoncia es posible salvar la pieza dental, evitando su extracción, es muy probable que el proceso deje secuelas que en algunos casos puedan ser irreversibles.

Entre las secuelas que puede dejar una endodoncia, se encuentra la fragilidad del diente, así como un mayor riesgo de fractura del mismo, cambios en la tonalidad de la pieza dental y en ocasiones, una fibrosis periapical, semejante a una periodontitis crónica.

Desde Dentosalud somos capaces de llevar a cabo este tipo de tratamientos sin que las secuelas más negativas tengan lugar en la boca de nuestros pacientes, confiar en nosotros es confiar en la calidad, contacta con nosotros aquí.

SINTOMAS QUE INDICAN LA NECESIDAD DE UNA ENDODONCIA

Cada organismo es diferente, pero en general hay ciertos síntomas comunes que se asocian a que una vez que el profesional examine la pieza afectada, pueda determinar la necesidad de realizarse el tratamiento de una endodoncia.

Entre los síntomas más frecuentes, se encuentra el dolor espontáneo, así como también puede presentarse una sensibilidad prolongada tanto al frío como al calor.

Igualmente, en la zona de alrededor de la pieza dental afectada se puede presentar inflamación y también puede sentirse molestia en la encía. Otro síntoma que puede hacer acto de presencia en estos casos, es un cambio de color en el diente que se encuentra afectado.

PORQUE SE PRODUCE LA INFLAMACION

En un procedimiento de endodoncia, se tratan los conductos del diente. Dentro de estos conductos, se encuentra la pulpa dental, que da sensibilidad al diente. Precisamente, la pulpa dental puede inflamarse y provocar que haya que realizar una endodoncia.

Las causas más frecuentes por la que la pulpa dental puede inflamarse son las caries y las obturaciones o empastes. En el caso de las caries, éstas son causantes de una pérdida en parte de la estructura del diente, provocando que la pulpa quede totalmente desprotegida e insegura.

Cuando esto sucede, el paciente en primer lugar podrá sentir una sensibilidad particular a las temperaturas, sean frías o calientes, hasta que finalmente se derive en dolor. Esto significa que la pulpa ha sufrido un proceso inflamatorio que debe ser combatido con la máxima rapidez y eficacia.

En el caso de las obturaciones o empastes, se podría haber producido una agresión a la pulpa dental. Esto provoca que la misma se retraiga e incluso sufra un proceso de necrosis, lo que dará lugar a infecciones, abscesos y flemones, y de igual forma, habrá que actuar con rapidez para que las consecuencias no se agraven más de lo esperado.

TIPOS DE ENDODONCIA A TENER EN CUENTA

La endodoncia es un conjunto de tratamientos de patologías del tejido pulpar de los dientes. Estas patologías pueden deberse a caries o traumatismos, entre otras causas. Los tratamientos de endodoncia pueden ser:

  • Protección pulpar: En este tratamiento se realiza una obturación o empaste provisional. El procedimiento pretende la recuperación de los daños, al considerar que todavía no se trata de daños irreversibles.
  • Recubrimiento pulpar: Se trata de un aislamiento debajo de los empastes. Se realiza cuando la pulpa dental quedó expuesta al eliminar una caries o por algún traumatismo dental.
  • Pulpotomía: Es la eliminación parcial de la pulpa. Luego de este procedimiento, se cubre la herida a la entrada de la raíz con algunas sustancias especialmente formuladas para este fin.
  • Pulpectomía: En este caso, se trata de eliminar la pulpa dental totalmente. La pulpa puede estar gangrenada. En este procedimiento, se elimina la pulpa y se sigue con una desinfección, instrumentación y posterior relleno del sistema donde estaba la pulpa que ha sido eliminada. Este procedimiento se conoce también por el nombre de tratamiento de conductos. Hay diferentes materiales y técnicas de sellado y relleno que el profesional determinará como la más indicada en cada caso.
  • Apicoformación: Consiste en tratar dientes inmaduros de personas muy jóvenes que han sufrido traumatismos o caries. En estos casos, la raíz de los dientes no está formada aún por completo y su extremo apical permanece abierto. Por eso es imposible realizar un tratamiento convencional.

PORQUE REALIZAR UN PROCESO DE ENDODONCIA

A través de la realización de una endodoncia, se podrá conservar una pieza dental de manera funcional. Asimismo, también permanecerán los tejidos que rodean al diente, incluyendo al hueso.

En caso de no querer realizar la endodoncia, la alternativa es la pérdida del diente. Pero, hay que advertir que la pérdida de una pieza dental conlleva ciertas consecuencias como la alteración de las funciones normales de la boca o pérdida del hueso.

En general, este procedimiento se realiza bajo anestesia local y conlleva controles radiográficos sucesivos. En cualquier caso, una endodoncia debe realizarse siempre bajo los cuidados de un profesional del área.

En cualquier caso, nos sentimos responsables y encaminados a solventar todo tipo de dolencias que se vean resueltas con el tratamiento de la endodoncia, la cual realizamos con total garantía de éxito y satisfacción final en el cliente, de manos de nuestros expertos en cuidados dentales y bucales.

En todos los casos, somos conscientes de lo que supone que un paciente tenga su boca sana y bien cuidada, y en ese sentido siempre estaremos atentos a que la salud esté presente en todo momento.

Sin más, estaremos encantados de que te pongas en nuestras manos en caso de que la endodoncia sea el único tratamiento que te lleve a conseguir la salud bucal más exitosa.

Share This