Al pensar en las nefastas consecuencias del tabaquismo, lo primero que se viene a la mente es generalmente lo que se refiere a las enfermedades cardiovasculares o respiratorias. Sin embargo, este mal hábito tiene impacto negativo también en la salud dental, y no sólo por el característico y desagradable olor que genera.

Está demostrado que el consumo del tabaco es el mayor factor de riesgo del cáncer oral: nueve de cada diez casos de este tipo de cáncer son causados por el tabaquismo. La cifra estimada de españoles diagnosticados con esta enfermedad es de siete mil casos anuales, con unas 1.500 muertes, revelan desde el Consejo Nacional de Dentistas de España.

En España, alrededor de un 30% de la población adulta es fumadora, según refieren datos de la Encuesta Nacional de Salud. Otra cifra desalentadora es la que indica la Organización Mundial de la Salud: el tabaquismo mata a más de siete millones de personas anualmente en todo el mundo.

El tabaco no es bueno para la salud

En general, el cáncer ataca a las células de diferentes partes del cuerpo. En el caso del cáncer bucal, las células sanas de la boca mutan de diferentes maneras. Para alertar sobre la relación entre el tabaquismo y el cáncer bucal, estudios revelan que de cada diez pacientes que sufren este tipo de cáncer, y ocho son fumadores.

Esto sucede porque el humo del tabaco está cargado de productos químicos que resultan perjudiciales para la salud. Cada vez que se inhala el humo del tabaco, pasa por la boca a través de la garganta, para finalmente llegar a los pulmones.

A lo largo de los años, estos productos químicos llegan a causar alteraciones en la cavidad bucal, que pueden convertirse en cáncer oral. A pesar de estas malas noticias, evitando el tabaquismo y realizando chequeos periódicos con el dentista, se podrá evitar esta enfermedad.

Tabaquismo y enfermedad periodontal

El Consejo Nacional de Dentistas de España alerta de que la enfermedad periodontal está directamente relacionada con el consumo de tabaco: de acuerdo a los años que lleve la persona con este pernicioso hábito y la cantidad de tabaco que fume, el riesgo de padecerla aumenta entre dos y siete veces.

En la enfermedad periodontal, las encías y el hueso que rodea los dientes se infectan con bacterias bucales perjudiciales. Así, en los casos más graves de esta dolencia, se pueden perder piezas dentales.

Cuando la persona es fumadora, su sistema inmunológico se ve afectado para combatir las infecciones e incluso los tratamientos pueden tener más probabilidades de no resultar exitosos.

Alteraciones causadas por el tabaquismo

El fumar interfiere con el sistema inmunitario, haciendo más difícil para el cuerpo el combatir las enfermedades, tales como las infecciones de encías de la enfermedad periodontal. El tratamiento periodontal puede incluso no tener el mismo resultado para un fumador como para un no fumador, porque el tabaquismo hace más difícil que las encías sanen.

El tabaquismo genera alteraciones en la saliva, en el sentido del olfato y en el gusto. También será más difícil para una persona fumadora la cicatrización de las heridas en la zona bucal, por lo que los implantes y otras intervenciones realizadas en esta zona tendrán más complicado diagnóstico.

Tabaquismo y mal aliento

El humo del cigarrillo contiene alquitrán, entre otros productos dañinos para la salud general y por ende, para la salud bucal.

Cuando se fuma, el alquitrán presente en el humo del tabaco provoca manchas en los dientes y puede causar la decoloración de la lengua. Además, está demostrado que el humo del cigarrillo es una causa directa de la halitosis o mal aliento.

Tu salud te agradecerá que dejes de fumar

Los fumadores saben que romper con el hábito de fumar no es una tarea fácil: esto sucede por la sencilla razón que uno de los componentes de los cigarrillos es la nicotina y esta es una sustancia muy adictiva.

Sin embargo, romper con este mal hábito será fundamental para mejorar la salud en general y por supuesto, la salud bucal. En todo caso, es posible que se requiera ayuda profesional para poder lograrlo. Se puede recurrir al consejo de un profesional en salud bucal, que seguramente podrá aconsejar sobre las mejores maneras de dejar el tabaquismo atrás.

Share This