Tratamientos dentales para el dolor orofacial

El dolor orofacial surge por diversos motivos, pero siempre tienen en común el lugar, la cara, y el origen, normalmente, alguna disfunción en la articulación temporo-mandibular, también llamada ATM.

Consultando nuestra página web, a través de este enlace, el paciente podrá encontrar toda la información relacionada al respecto con las consecuencias y conclusiones que se pueden obtener de ATM.

DOLOR FACIAL, CAUSADO POR ALTERACIONES EN LA ATM

A todo esto, se unen los problemas de oclusión que producen sobrecarga en la musculatura de la mandíbula, y se llega a definir un síndrome, el síndrome de la ATM, conocido por el dolor, los ruidos articulares y la función algo mermada de la mandíbula en su totalidad.

Los huesos de la mandíbula y la articulación que lo sustenta, tienen un funcionamiento complejo con estructuras determinadas que merece la pena conocer y saber cómo funcionan, tales son la cápsula articular, los ligamentos internos y externos y el menisco, que de alguna forma entre todos, dan forma y movimiento a la estructura total.

Por otro lado, no se conoce la causa exacta de las dolencias temporo-mandibulares, pero puede existir de base un cúmulo de situaciones que lo propicien, como son la tensión, el estrés la posición alterada de la dentadura, y sobretodo, la mala oclusión dental.

 TRASTORNOS DE LA FUNCION MANDIBULAR

La función mandibular se ve mermada en forma de dolores musculares en la parte superior del tronco corporal, como el cuello, la cabeza y los dientes.

En este sentido, se aprecia que una mala oclusión dental acentúa los aspectos negativos de esta disfunción, dando por sentado que se va a producir bruxismo, desgaste de las piezas dentales, una apertura de la boca muy limitada, e infinitos dolores de cabeza y cuello de diversas intensidad.

En líneas generales, los trastornos que pueden aparecer con alteraciones de diferente índole de la mandíbula son:

  • Cuadros inflamatorios crónicos o agudos, es decir, presentación de dolor o crujidos en la propia articulación, también en forma de artritis o artrosis, que son lesiones degenerativas fibrocartilaginosas y óseas.
  • Alteraciones menisco-condilares, que supone una limitación en los movimientos de la mandíbula, una desviación en la apertura de la misma, dolor en la propia articulación o artalgia, e incluso bloqueo articular.
  • Hipomovilidad mandibular crónica, donde los pacientes poseen unas limitaciones excesivas de todas las estructuras implicadas, como los músculos, la cápsula, los tejidos óseos y el menisco.
  • Trastornos del desarrollo y el crecimiento, los cuales producen en los pacientes, asimetría facial, tumefacción articular, impotencia funcional y dolor articular.

La cronicidad de las afecciones temporo-mandibulares hace que la recuperación sea más costosa, por lo que nosotros como expertos en la materia, recomendamos acudir al especialista en Dentosalud, en cuanto se comienza a notar cualquier molestia mandibular.

Los tratamientos, que a continuación veremos, se basan en la estabilización de los músculos, buscando el equilibrio con los dientes y las articulaciones, de manera que poco a poco, se vaya recuperando la función articular y disminuyendo el dolor que esta disfunción ocasiona.

TRATAMIENTOS PARA RESTABLECER LA FUNCION DE LA ATM

Los tratamientos para restablecer la función de las mandíbulas son varios, y en ocasiones, combinando varias especialidades se consiguen resultados más satisfactorios.

 

En Dentosalud nos dedicamos a recomponer esa función, a través de los siguientes tratamientos:

  • Férula de descarga, que consiste en un aparato hecho de resina que al encajar tanto en dientes superiores como inferiores, hace que la oclusión se encuentre restaurada. Su utilización se suele hacer de noche, y en cuestión de poco tiempo, se comienzan a ver los primeros resultados, como la relajación de la musculatura y la redistribución de las fuerza al masticar.
  • Tallado selectivo, que consiste en la remodelación de algunas piezas dentales en su anatomía, para producir un mejor encaje en toda la dentadura, y hacer que la boca funcione mejor.
  • Rehabilitación oclusal, o lo que se suelen llamar prótesis e implantes dentales, que restauran las piezas dentales de diversas maneras para asegurar una correcta estabilidad al funcionamiento dental.
  • Tratamiento de ortodoncia, que corrige en poco tiempo los casos de mala oclusión, y sus consecuencias derivadas de ello.
  • Tratamiento quirúrgico, que suele emplearse en casos muy complejos, como la disfunción craneomandibular.

Estos trastornos no son previsibles, por lo que simplemente la observación y la percepción de leves molestias debe poner en preaviso a cada paciente, para subsanar males menores, y que la ATM no se desvíe demasiado en su funcionamiento normal.

En Dentosalud, nos encargamos de que su sonrisa y su boca permanezcan siempre intactas, por lo que les animamos a que consulten este enlace, en el que podrán contactar con nuestros profesionales para tratar cuando antes cualquier problema relacionado con la ATM.

Share This